SU TA GAR “Ametsak Pilatzen”

Voy a empezar sin muchos rodeos con una afirmación categórica: Ya iría siendo hora que reconocíeramos a los vascos Su Ta Gar como una de las mejores bandas, sino la mejor, de este país. Cierto es que el hecho de cantar en euskera puede suponer una lacra para muchos pero creo que pocas canciones me han erizado el vello como su clásico "Itxaropena" sin entender ni papa de lo que estaban cantando. Además, conozco muy pocas bandas aquí que han sabido evolucionar y reinventarse en cada disco sin perder la dignidad,
la calidad que se les supone o sus señas de identidad propia. Y estos vascos lo han hecho en una carrera ya extensa y prolífica. De hecho, este disco suena muy distinto a su anterior, es mucho más melódico y no suena tan moderno pero, una vez pasada la sorpresa inicial, nos encontramos con lo de siempre, CANCIONES en mayúsculas e, incluso, momentos sensibles que trascienden el no entender el idioma. Además, por si eso fuera necesario, en el mismo digipack traducen las letras al castellano, el inglés y el francés. Bonito detalle cuando mucha gente ni tan siquiera entiende el inglés y ni se preocupa pero, claro, es el idioma del rock.

El disco arranca con las suaves notas de "Hegan", una exquisita intro instrumental que juega al despiste, mostrándonos unos Su Ta Gar melosos y muy cercanos a un latin jazz. Nada que ver con la realidad como la propia "Piztia" nos viene a confirmar, con el trio vasco mostrando su forma más agresiva. Riffs thrashers y un ritmo infernal pero con pausa en el estribillo, relacionan este trabajo con sus orígenes y con su inminente pasado, gracias a un sonido actual y a un pasaje instrumental muy Maiden. Tras ella la dinámica "Etsaien Hitzak" adopta una línea algo menos atronadora, manteniendo ritmo poderoso y agresivo pero con un andar bastante más melódica, siendo esto la línea general de este trabajo.

"Poza Eta Tristura" arranca de forma más oscura, sensación que se disipa cuando entra la voz de Aitor, mostrando un tema con dos caras: por un lado la instrumentación trágica y atronadora y, por otra, la línea vocal más melódica que se unen en un estribillo rabioso pero no explosivo. Buen tema. "Beti Tente Eta Tinko" ahonda en la tónica oscura, aunque ahora el andar se pausa, el cantar se desgarra y la melodía se torna más melódica hasta sufrir una leve convulsión para mostrar un estribillo algo más directo.

"Norbera Bere Ametsen Jabe" posa sus alas en un heavy metal más tradicional, como se deja entrever en sus riffs iniciales (con un aire a Maiden). Buen ritmo dinámico y una línea melódica sobria, lejos de los alardes del estilo pero que sabe evolucionar perfectamente por los entresijos del tema, destacando sus virtudes y escondiendo sus flaquezas (no me imagino a Aitor haciendo gorgoritos). "Materia Hutsa Naiz" vuelve a confrontar dos mundos: por un lado, una base instrumental muy agresiva, que me recuerda a los Judas, por otro lado una voz firme y seca pero que no acaba de mostrar esa fiereza, sensación que aumenta en un estribillo muy melódico.

"Kantarik Politena" mantiene parecida tesitura, aunque ahora el ritmo exhibe mayor dinamismo y frescura y el estribillo, brillante y melódico, casi que se funde con el verso, pero dota al tema de muy buen rollo, en concordancia con el romanticismo de la letra. "Bizi" vuelve a mostrar mayor violencia sonora en una crítica violenta a la Iglesia, de ritmo muy ágil y que, pese a su poderosa base rítmica, las guitarras y, sobretodo, sus solos, dibujan en clave heavy metal.

"Zain, Zure, Zain" merece capítulo aparte. El trio euskera es único a la hora de escribir canciones de amor y con este tema vuelven a dejarlo patente. Una hermosa balada deliciosamente acústica marca de la casa. El álbum finaliza con "Ametsak Pilatzen", el tema que le da título, sutil y pausada, cargada de un optimismo contenido pero con la mala leche de los años (y la base rítmica) y coronada con un estribillo en un leve crescendo, consigue cerrar el trabajo de forma notable.

Vale, reconozco que no estamos ante el mejor disco del trío vasco. De hecho, me impresionó más su anterior trabajo, hace 5 años, pero eso no quita que el combo no muestre señales de flaqueza, vuelva a exhibir pegada y que en su ya amplia trayectoria, sus lanzamientos no bajan del notable. Además, como siempre, ofrecen canciones que aspiran a convertirse en clásicos en su cada vez más selecto repertorio de directo. Mi apuesta va por "Zain, Zure, Zain" y "Kantarik Politena", a la postre, dos de los cortes más melódicos del disco.

Temas destacados: "Zain, Zure, Zain" y "Kantarik Politena", aunque no sean los más representativos.

Se recomienda a: seguidores y gente que aún piensa que no hay metal de calidad por aquí.

Jordi (crítica online desde el 14-1-12)

 

 

<- Volver a archivo