Discos

GRAND ILLUSION “Prince Of Paupers”

Otros que no paran. Hace un año más o menos de su anterior trabajo pero teniendo en cuenta que durante 2011 celebran su 25 aniversario como banda (primero bajo el nombre de Promotion y más recientemente como Grand Illusion), un nuevo disco era algo de esperar. Eso sí, el trío sueco no se anda con chiquitas y, para celebrar la efeméride, cuenta con invitados de excepción, como Steve Lukather (Toto), Gregg Bissonette (David Lee Roth) o Jay Graydon (Airplay) lo que nos lleva a aumentar las expectativas que podríamos

tener depositadas en este trabajo. Y es que, no nos llevemos a engaño, pese a lo significativo de lo aniversario y de las personalidades invitadas, Grand Illusion no han pasado de ser nunca (como mínimo hasta ahora), un grupo menor de la escena aor. Es más, su nombre antes recuerda al magno trabajo de Styx que a la propia banda sueca pero esto podría cambiar...

El disco se inicia con la grandilocuencia de "Gates Of Fire", con un arranque algo neoclásico que nos sitúa ante una pieza de pomposo aor que, pese a la apariencia Malmsteen, tiene un andar dinámico e, incluso, un toque añejo, eso sí, oculto entre todos los avalorios que, por otro lado, dotan de épica y de un toque distintivo a este corte inicial. Tras ella, "Better Believe It" ya se sitúa más dentro de los cánones del aor de toda la vida: teclados elegantes, coros a la par que confirman un cuidado exquisito a las voces, tratamiento que destaca por sus desdoblamientos y que incluso le confiere un tono épico a la canción, mucho menos que en el anterior tema pero allí está.

"Prince Of Paupers", tema que da título al disco, recupera el sonido más heavy en las guitarras y la pomposidad, en una alocada pieza que me trae recuerdos de Robby Valentine en cuanto a estructura y grandilocuencia, aunque en este tema el protagonismo recae en las seis cuerdas y no en las teclas, como sucede en la propuesta del andrógino holandés. "So Faraway" es mucho más melosa, arrancando de manera cercana a una balada para pronto ir creciendo y volando, ofreciendo momentos más dulces pero igual o más brillantes, además de destilar elegancia en cada nota.

"St. Teresa's Love" sigue esa línea más melódica aunque explotando ahora un estribillo con más pegada que nos anima el tema ofreciendo una segunda parte más movida que su pausado inicio ofreciendo ahora un hard aor de escuela europeo de alto nivel. Siguen con "Through This War", manteniendo una onda melódica pero volviendo a recordarme las andanadas de Valentine en cuanto a concepción del tema, en especial el aglutinador e interesante estribillo, bien dibujado y aúpado con unos grandes coros.

"Eyes Of Ice" presenta una gran intro instrumental, muy pomposa que nos conduce a un tema que va creciendo, en una línea entre el hard rock y el aor, aún tomando prestados elementos del heavy (la contundencia rítmica, sobretodo) e, incluso del prog, para ofrecer un corte complejo pero que engancha. "Gone", en cambio, resulta algo distinta, recurriendo por vez primera a efectos más modernos en su verso inicial que se difuminan ante otro buen tema de hard aor de la escuela europea, en el que vuelven a destacar las seis cuerdas conduciendo a la perfección la pieza y, por encima de todo, el cuidado tratamiento vocal.

"Believe In Miracles" es una interesante balada que abandona levemente el enfoque europeo del disco para mirar más para los States ofreciendo una canción sentimental que mantiene elementos europeos en los coros y en el arreón final pero que, a su vez, ofrece destellos de los más grandes del género (¿he dicho Toto?). "On And On" recupera la línea del álbum, con otro tema conducido por una desgarrada guitarra y que, en algún momento, coquetea muy discretamente con el heavy, deshaciendo el equilibrio entre hard rock y aor en beneficio del hard.

"Under The Wire" ofrece mayor intensidad y dinamismo en una composición que ofrece lo mismo pero llevado al extremo: coros más grandilocuentes, más energía y un estribillo más pegadizo, en que los citados coros se llevan la palma. Tras este eufórico tema, "Winds Of Change" despide el disco. Se trata de una composición que arranca en formato acústico, para pronto ir creciendo y cogiendo impulso, pese a no abandonar del todo ese enfoque. En definitiva, un corte ideal para finalizar el trabajo e invitarnos a volver a darle al play.

Mientras otras bandas ofrecen recopilatorios o discos en directo para celebrar fechas tan señaladas, es de agradecer que el combo sueco haya decidido poner toda la carne en el asador y ofrecernos material nuevo, y de qué nivel. Hard rock, aor y en menor medida, heavy, power y prog se dan cita en un trabajo difícilmente clasificable pero que puede gustar a un amplio sector de público, aunque también tirar para atrás a los más conservadores. A mí me ha encantado, que quede claro. 8,5 / 10.

Temas destacados: Me quedo con esa euforia que desprende "Under The Wire".

Se recomienda a: sobretodo a seguidores del hard rock y el aor.

Jordi (crítica online desde el 13-1-12)

 

 

<- Volver a archivo