Discos

DIRT RIVER RADIO “Come Back Romance, All Is Forgiven"

La globalización ha llegado también en el mundo del rock. No sólo podemos encontrar MacDonald's en China o Rusia sino que también es posible ver que un quinteto australiano hace un rock de profundas raíces americanas tan bien o mejor que si hubieran nacido en cualquier pueblo cercano a Texas. Éste es el caso de Dirt River Radio, formación que nos descubre el sello francés de culto, Bad Reputation, con una edición especial que con el título del ep que grabó el

combo de Melbourne, recoge su primer larga duración "Beer Bottle Poetry", reconocido como mejor disco australiano del pasado año. Un trabajo distinto pues, aunque nos pese, no estamos muy acostumbrados a este estilo (country-blues-rock) y menos hecho desde un punto de vista serio y no como relleno o cachondeo.

El disco arranca con "Ballad Of A Broken Man", con un profundo aire western en sus primeros compases. Quizás choca una balada para empezar, pero visto que la tónica del álbum es bastante lenta e intimista, no debería hacerlo. Lo que sí debería sorprender es la delicadeza con que el combo parece ejecutar cada nota, cada palabra, aumentando poco a poco la actitud y la intensidad sin perder en momento alguno la compostura, como un delicado metrónomo que te va atrapando lentamente... y cautivando.

"American Beer" bien podría ser el título de un corte de American Dog, pero no. En este caso, se trata de una composición algo más enérgica en sus primeros pasos, desnuda luego, pero aún desgarrada, con un corazón netamente rockero que se esconde en compases pausados y netamente sureños. "South Street" arranca como balada rockera sureña para pronto ir aumentando en intesidad y prescindir ya de lo balada, pese a mantener su enfoque baladístico y recordar a los grandes clásicos del rock sureño. Siguen con "Chase The Sun", un corte en el que parecen desmelenarse, añadiendo un ritmo más ágil, aunque algo típico, pero siempre interesante.

Tras ella, el, para mí, mejor corte del álbum, una decadente "All My Friends" en un falso directo que consigue transmitirte toda esa energía y soledad del cantautor frente a un escenario repleto de beodos parroquianos, con su cerveza en la mano pero con ganas de fiesta, de compartir el momento, el calor de un sentimiento o, simplemente, ahuyentar sus demonios. "The Boys In The Public Bar" mantiene ese sentimiento de comunión, con un aire más oscuro y reflexivo pero con un estribillo netamente festivo, con olor a pub y, sobretodo, a pinta, copa o jarra.

"Devil On The Road" es otra dolorosa balada, con actitud y mala leche algo disimuladas, pero presentes en la forma de rasgar la guitarra y de ejecutar cada nota aunque ahogadas en el cantar imponente de Mark Seymour, que se luce en esta composición. Siguen con "The River", aún más intimista pero también intensa, mostrando esa majestuosidad a la hora de liderar el tema del citado Seymour que se crece en los momentos más desnudos, se alía bien con los coros en los pasajes finales y se aúpa en los momentos de mayor desparrame.

"I'll Be The One" cambia completamente el tercio, mostrando un rock'n'roll muy añejo, ideal para ser bailado de la forma más clásica pero también rimbombante y majestuoso, alejándose de la intimidad de buena parte del álbum. El compacto finaliza con "A Song For You", otra pieza lenta y delicada en que nos los podemos imaginar con sus sombreros de ala ancha, sentados alrededor de fuego y con el ganado pastando a su espalda mientras el sol se pone. Una escena algo películera pero que da una idea clara de por dónde van los tiros.

Sinceramente y supongo que por no estar muy avezado a este estilo (o porque mi ánimo no era el adecuado ese día), el disco no me entró nada en la primera escucha pero, de forma casi mágica, mi percepción cambió en una segunda y me enganchó por completo a la tercera. No exagero cuando digo que este disco está a la altura de las obras más sublimes de bandas como Lynyrd Skynyrd o Allman Brothers. ¿Te atreves a comprobarlo? 9,5 / 10.

 

Temas destacados: "All My Friends" tiene algo mágico.

Se recomienda a: seguidores del rock sureño.

Jordi (crítica online desde el 15-2-12)

 

 

<- Volver a archivo