Discos
DAATH “The hinderers”

Hay veces que un lanzamiento se sale de lo normal, pues no es habitual que un disco debut de una banda desconocida (sólo el batería Kevin Talley es recordado por su estancia en Chimaira y Dying Fetus) salga en un sello como Roadrunner y, sobretodo, que se rodee de un equipo de auténtico lujo a la producción como son James Murphy (Death, Obituary, Testament), con Colin Richardson (Machine Head, Cradle of Filth, Fear Factory, Hamlet) mezclando y toda una leyenda como Andy Sneap en funciones de ingeniero.

Visto esto, nos abstendremos de criticar el sonido del disco (más que nada, porque no podemos). El álbum se inicia con "Subterfuge" que ya muestra un buen ritmo de batería, que se torna más pesado y contundente en el verso y se ve aderezado por guitarras que no rehúyen la melodía y confrontan las sensaciones de andar y correr, ambas presentes y alternadas en el tema, que incluye también un bello y breve pasaje etéreo, con los teclados como protagonista. Buena piedra de toque para empezar y para enseñar sus bazas ya desde los primeros momentos. "From the blind" muestra un sonido de guitarras más abrasivo y thrasher, además de mostrarse más extrema en las líneas vocales, algo que contrasta con el aire deudor de la música clásica de los teclados que impregnan un tema que, por otro lado, vuelve a enfocar a la batería como engranaje básico para su propuesta. "Cosmic forge", por su lado, tiende más al black o, como mínimo, a un género más oscuro, destacando el teclado que tanto se muestra fiero y amenazador, como embelesa y crea magníficos ambientes. Un ritmo machacón da el pistoletazo de salida para "Sightless" que luego se verá envuelta en un tempo más pesado y un sonido muy oscuro, aunque lo del tempo es solo momentáneo pues de nuevo muestran su apego a ir variándolo casi continuamente. "Under a somber sign" muestra su cara más melódica, con más margen para los teclados, aunque las voces salen directamente del averno para aumentar ese aire oscura que impregna el tema. A continuación, la rapidez de "Ovum", un corte muy intenso en que renuncian a los cambios de ritmo para dar rienda suelta a su lado más fiero, con ciertos detalles de metalcore. "Festival mass soulform" se inicia también de forma ávida pero pronto otorgará más importancia al tono oscuro y a teclados que vuelven a relacionarlos con el black, especialmente por las atmosferas que construye. "Above lucium", por su parte, muestra detalles de modernidad, como leves trazos tecnológico que no llegan a contaminar su extremo avance, aunque sí lo dotan de mayor ductilidad y melodía. "Who will take the blame?" se inicia de forma más etérea, volátil, en un corte más relajado, que se centra principalmente en las atmosferas y relega al resto de componentes a un segundo plano. Apuestan por la dureza extrema en la breve "War born (tri-adverserenade)", en que renuncian a sus señas de identidad para mostrarse como una banda de death al uso, aunque con detalles metalcore para sorprender, luego, con los sonidos discotequeros de "Dead on the dance floor", un curioso corte de "techno death" que hará que más de uno se rasgue las vestiduras. "Blessed through misery" vuelve a ponerlos en vereda para alternar una parte instrumental desenfrenada, que se decelera en cuando entra la ruda voz. El álbum finaliza con su tema título, con un inicio marcado por melódicas guitarras, a las que pronto se les añadirá el resto del combo, sin que esa accesibilidad varie hasta que entra la voz. Entonces, la canción se va afilando, aunque de manera muy lenta y progresiva, sin llegar a ningún nivel extremo. De hecho, tras alcanzar su mayor intensidad es como si se reiniciaran y volvieran a empezar desde la melodía. En fin, Dääth se revelan como una propuesta prometedora, aunque no sé si tanto como para hacerse acreedores a ese equipo técnico que les rodea. Es más, sus canciones no son llanas, al contrario, pues están repletas de detalles y trazos pero, en líneas generales, el álbum suena extrañamente parejo. Pero, como ya hemos dicho, se trata de un disco debut que resuelven de manera notable, ahora a ver como se desarrolla su carrera. 7 / 10.

Temas destacados: "Cosmic forge" y "Ovum".

Se recomienda a: adictos al death, aunque no fundamentalistas del estilo.

Jordi (crítica escrita el 25-3-07)

<- Volver a archivo