CASKÄRRABIAS “Aldente"

Los vallekanos Caskärrabias son una rara avis dentro de lo que se denominó rock urbano. Hasta el punto que creo que esa categoría es injusta con ellos. Cierto es que hacen rock y que es sucio y callejero, pero tienen un punto trovadoresco que no presentan sus compañeros. Su letra es menos ácida y su componente poético más acentuado y menos maldito. En sus filas, hay una violinista que se une al trío rockero clásico y en las colaboraciones, hasta brilla un saxo. Todo eso hace de la banda, un grupo distinto, una banda que con

su quinto disco, harán las delícias de su nutrido grupo de seguidores, pero que, ajenos de las grandes campañas de marketing, seguirán ajenos a un éxito que siempre les ha sido esquivo, siendo lo más parecido a un grupo de culto que podemos encontrar por estos lares.

El disco arranca como un cuento, con "Érase una vez", un rock sucio pero cercano, con un punto romántico aunque sucio y un saxo que le da aún un aire más íntimo, muy apropado para acompañar una letra que es un soplo de luz en la oscuridad y agiganta la leyenda de esta banda distinta. Sin tiempo para el descanso, "No va más" y arranca la partida, el ritmo se acelera, el bajo se acentúa y la diosa Fortuna esconde sus cartas en una letra con un estribillo canalla pero amargo, para luego jugar al despiste con un instante fugaz funky que bien podrían haber firmado los O'funk'illo.

Turno para "Bulebar" un rock mucho más clásico y desenfadado, que prescinde de ese aire poético en pos de un sentimiento más mundano y visceral, a lo Burning. El rock por el rock, divertido, bailable, sin dobles lecturas. La poesía vuelve con la oda a la Luna que es "La marquesina del búho", un rock suave, oscuro y sentido con un punto mestizo, fruto de las múltiples colaboraciones que reúne esta pieza.

"Juega tu carta" es una versión de Asfalto, grabada para un disco homenaje a la mítica banda y que ahora también recogen en su trabajo. Es un rock robusto pero sentido, pausado y con un contrapunto trágico y angustiado que casa muy bien con la propuesta de los de Vallekas. También hay turno para la crítica y soltar verdades sin tapujos como hacen en la breve "El abogado", sucia y atropellada y hasta con un tono punk.

"Siete" es otro corte "made in Caskärrabias", rock con toques metal pero, sobretodo poesía, poesía de barrio, desgarrada pero luminosa, con un ritmo ágil y un estribillo que, sin ser comercial. es contagioso y con el que puedes identificarte con facilidad. Tras ella, el tema que da título al disco, "Aldente". Enfocar la vida como un juego, jugar tus cartas, hacer trampas y engañarte, creyéndote ganador, con el rock'n'roll como fuga, como escape, como descanso... "Al dente", un rock que te habla y te hace sentir; lo que en mayor o menor medida siempre han hecho.

"Espiral de miel y pimienta" me da la sensación que es una oda a la cerveza (aunque, como digo, es una sensación por un pequeño detalle en la letra), sea como fuere, es otra notable canción de rock sucio y callejero, destilando sentimiento entre guitarras entrelazadas, un sólido bajo y un ritmo sobrio pero ágil, que te atrapa sin respiro. El disco finaliza con la invitación sugerente de "Déjate llevar", atractiva y seductora, además de pausada y con esa magia que sólo saben destilar los vallekanos, con los violines creando colchones y pinceladas de coros femeninos haciendo más atractiva la mezcla.

Debo reconocer que éste era un disco al que le tenía muchas ganas y que no me ha defraudado en absoluto. Quizás esperaba algún tema mítico que me hiciera soñar como en su día hicieron "Madrid" o "El viejo y el mar" y no lo encuentro, pero lo que sí tengo entre manos es un disco sobrio, sólido y corto (aunque sin relleno) en que sigue presente una banda distinta, en que rock y poesía van de la mano de forma natural, sin buscar calificativos de "poetas de pueblo" o que se les conozca más por una cosa que por la otra. Producido por Manolo Arias y grabado en los Rimshot madrileños, los vallekanos han dibujado otra buena página más de su carrera. Sólo esperamos que el próximo disco no tarde tanto. 8 / 10.

 

Temas destacados: Me quedaré con "Déjate llevar".

Se recomienda a: cualquier fan del rock urbano que busque algo un poco distinto.

Jordi (crítica online desde el 29-2-12)

 

 

<- Volver a archivo