Síntomas, signos, complicaciones de la Insuficiencia Cardiaca.<br>


C
Insuficiencia cardiaca:
síntomas, signos, complicaciones.


Dr. Antonio  Guijarro  Morales

Jefe Clínico de Cardiologia
Hospital Universitario "San Cecilio"
Granada  España





¿La insuficiencia cardiaca afecta solamente al corazón?

La insuficiencia cardiaca es una alteración "multisistémica", que no solo afecta al corazón (1), órgano especialmente protagonista del síndrome, sino que compromete casi simultáneamente al sistema vascular (2), la función renal (3) y los sistemas nervioso autonómico (4), músculo-esquelético (5) y neuro-endocrino (6).

Además las consecuencias de la insuficiencia cardiaca, o sus complicaciones, pueden afectar a cualquier órgano o sistema del organismo.

1.

COMPROMISO CARDIOLÓGICO

La anomalía primaria en la insuficiencia cardiaca crónica suele ser una alteración de la capacidad para contraerse con efectividad el miocardio (CONTRACTILIDAD).

La DISTENSIBILIDAD o capacidad para llenarse de sangre los ventrículos se altera sobretodo en las afecciones con hipertrofia o engrosamiento miocárdico, como ocurre en la hipertensión arterial.

La insuficiencia cardiaca da lugar a una disminución de la cantidad de sangre que se envía cada minuto al organismo.

Consecutivamente se ponen en marcha varios mecanismos compensadores: aumenta el número de latidos por minuto, se estrechan los vasos sanguíneos más finos, se retienen sodio y agua por el riñón (disminuyendo la cantidad de orina) y se producen dilatación y/o "remodelado" cardiaco (corazón más grande y deforme).

2.

COMPROMISO VASCULAR

- EN LAS VENAS (vasos sanguíneos por los que llega la sangre al corazón): La sangre, que llega al corazón por la venas, no es bombeada apropiadamente por el corazón con insuficiencia cardiaca.

En consecuencia la sangre se estanca en las venas (congestión venosa), que se distienden (ingurgitan).

La presión de la sangre dentro de las venas aumenta.

Muchos de los síntomas y signos de la insuficiencia cardiaca se relacionan con la congestión venosa, que puede afectar a la venas del pulmón (cuando falla la parte izquierda del corazón) o a las venas llamadas sistémicas o del resto del organismo (cuando falla la parte derecha del corazón).

- EN LAS ARTERIAS (vasos sanguíneos por los que sale la sangre del corazón): En la insuficiencia cardiaca crónica tiene un gran interés la vasoconstricción periférica, o estrechamiento de las arterias más finas, que se produce por un mecanismo complejo.

A la larga esta alteración vascular agrava a la insuficiencia cardiaca.

La capa interna de los vasos sanguíneos (endotelio vascular) juega un importante papel en la regulación del tono vascular, liberando factores relajantes y constrictores tanto en reposo como durante el esfuerzo.

En pacientes con insuficiencia cardiaca crónica el ejercicio físico (rehabilitación cardiaca) y algunos medicamentos (vasodilatadores) pueden mejorar estas funciones.

3.

COMPROMISO RENAL

En la insuficiencia cardiaca el riñón retiene sodio y agua, que se acumulan en los vasos y tejidos, produciendo hinchazón o edema.

La eliminación excesiva de potasio por la orina puede dar lugar a calambres musculares, intolerancia a determinados medicamentos (digital) y arritmias.

4.

COMPROMISO NEURO-VEGETATIVO

Al inicio de la insuficiencia cardiaca el estímulo del sistema nervioso simpático determina aumento de contractilidad y de la frecuencia cardiaca, contribuyendo a la compensación inicial de la insuficiencia cardiaca .

La activación crónica del sistema simpático, sin embargo, tiene efectos negativos sobre la insuficiencia cardiaca, contribuyendo a la vasoconstricción, retención progresiva de sodio y agua, y alteraciones anatómicas del corazón.

5.

COMPROMISO MÚSCULO-ESQUÉLETICO

La irrigación, estructura, metabolismo y función de los músculos (incluyendo la musculatura respiratoria) se alteran considerablemente en la insuficiencia cardiaca crónica, reduciéndose la masa muscular.

Esto contribuye sustancialmente a la aparición de algunos de los síntomas de la insuficiencia cardiaca, como la falta de fuerzas y la dificultad respiratoria.

6.

COMPROMISO NEURO-ENDOCRINOLÓGICO

La insuficiencia cardiaca pone en marcha una serie de mecanismos neuro-hormonales compensadores que durante cierto tiempo pueden compensar la situación, pero que a la larga se convierten en fundamentales protagonistas del desarrollo y progresión de la insuficiencia cardiaca crónica: el sistema renina-angiotensina-aldosterona, la hormona antidiurética (vasopresina), los péptidos natriuréticos, las endotelinas, la cascada del ácido araquinódico, el sistema kalikreina-kinina, y algunas citokinas.

¿Qué síntomas produce la insuficiencia cardiaca?

La insuficiencia cardiaca es un síndrome difícil de diagnosticar.

Durante largos periodos de tiempo la insuficiencia cardiaca puede no provocar síntomas.

Cuando los síntomas aparecen no es fácil interpretarlos porque son inespecíficos.

Estos son los principales síntomas de insuficiencia cardiaca: disnea y sus variantes (disnea paroxística nocturna, ortopnea), tos nocturna, sibilancias, edemas, astenia, anorexia, letargia.

- DISNEA: es una sensación desagradable de dificultad para respirar.

Suele denominarse "fatiga respiratoria", en contraposición a otras acepciones de "fatiga": adinamia (falta de fuerzas o "flojera"), náuseas, vergüenza, dispepsia (molestias digestivas), agobio, agotamiento, cansancio, etc.

La disnea suele aparecer cuando se realiza un esfuerzo físico (DISNEA DE ESFUERZO).

Según el grado de esfuerzo que provoca su aparición, la disnea se clasifica en 4 clases:

Clase I - La disnea aparece solo con motivo de esfuerzos no habituales: subir una cuesta muy larga y pronunciada, cargar grandes pesos, realizar actividades extraordinarias.

Clase II - La disnea aparece con actividades cotidianas: hacer las faenas domésticas, subir dos o tres pisos, etc.

Clase III - La disnea aparece con pequeños esfuerzos: caminar por terreno llano, levantarse e ir al lavabo, subir unos pocos peldaños de escalera, etc.

Clase IV - La disnea se presenta con mínimos esfuerzos (moverse en la cama o dentro de una habitación) e incluso en reposo.

La disnea puede también deberse a obesidad, falta de ejercicio físico adecuado (sedentarismo), enfermedades broncopulmonares, anemia y otras causas.

A veces la disnea se presenta en episodios breves, que aparecen bruscamente, durante el reposo nocturno en la cama, despertando al paciente y obligándole a incorporarse.

Es la llamada DISNEA PAROXISTICA NOCTURNA, que obliga al paciente durante varios minutos (menos de una hora en general) a sentarse en el borde de la cama o una silla, o a ponerse junto a una ventana abierta para poder respirar mejor.

En ocasiones el paciente se ve obligado a pasar la noche en vela, sentado, con los brazos apoyados en una mesa para ayudarse a respirar.

ORTOPNEA: es la disnea que aparece estando tumbado horizontalmente pero se alivia al incorporar la cabeza.

Obliga a apoyar la cabeza en varias almohadas o cojines superpuestos.

Otra solución, a la que con frecuencia recurren estos pacientes, es poner la cama inclinada, con la cabecera elevada respecto a los pies, metiendo un calzo (de madera o ladrillo) debajo de las patas superiores de la cama.

- TOS NOCTURNA: Algunos pacientes con insuficiencia cardiaca tienen episodios repetitivos de tos por las noches, que les despierta, en forma de paroxismos.

Al igual que la disnea paroxística nocturna, suele calmar al incorporarse, sentándose o poniéndose de pie.

La tos puede ser atribuida comunmente a enfermedades del pulmón, los bronquios, fauces, etc.

- SIBILANCIAS: son pitidos o ruidos secos agudos que se producen durante la respiración, generalmente en el momento de expulsar el aire (espiración).

Pueden oirlas el paciente y sus familiares, a distancia.

Por la noche pueden simular el maullido de los gatos pequeños.

Son semejantes a las producidas en el asma y otros procesos inflamatorios de vias bronquiales.

- ESTERTORES: Son ruidos producidos en los pulmones, que semejan al borboteo de una olla hirviendo.

En las descompensaciones cardiacas graves se producen al encharcarse los alveolos pulmonares de líquido trasudado desde las venas pulmonares: EDEMA AGUDO DE PULMÓN.


- EDEMAS: se llama así a la hinchazón blanda de los tejidos, en la que queda fóvea o depresión tras presionar con el dedo.

Se produce por acúmulo de agua y sodio en las partes más declives del cuerpo: los tobillos cuando se está sentado o de pie, la zona sacra o espalda baja cuando se está tumbado prolongadamente.

Los edemas también se pueden deber a varices y otras enfermedades del sistema venoso, enfermedades del riñón, falta de proteinas, inflamaciones y reumatismo.

- ASTENIA: consiste en falta de fuerza muscular.

El paciente lo acusa como flojera o incapacidad para moverse, como si tuviera un cansancio extraordinario, a pesar de no haber hecho ningún esfuerzo.

- ANOREXIA: falta de apetito.

El paciente se siente como si tuviera lleno el estómago, tras comer pequeñas cantidades o incluso antes de empezar a comer, estando en ayunas.

- LETARGIA: somnolencia, decaimiento extraordinario.

El paciente está como adormilado, sin interés por las cosas, auque orientado y despierto.

Se entera de lo que ocurre y sabe dónde está, pero no tiene interés en hablar ni en moverse.

¿Qué signos sugieren insuficiencia cardiaca?

Al explorar al paciente pueden observarse varios signos, muchos de ellos relacionados con el aumento de presión dentro de las venas, como consecuencia de que el corazón es incapaz de recibir y expulsar la sangre que le llega por las venas.

y esta se acumula en las venas.

algunos de los cuales podían previamente haber sido apreciados por el propio paciente (síntomas): edemas, sibilancias.

Los signos relacionados con la insuficiencia cardiaca son:

- Edemas (ver antes en este mismo Capítulo).

- Hinchazón de las venas del cuello (ingurgitación de las yugulares).

Debe observarse estando el paciente sentado y respirando suavemente, sin contener la respiración.

Es normal que las venas del cuello se ingurgiten cuando se contiene la respiración.

En esas condiciones se suele provocar un aumento de la presión intratorácica (Maniobra de Valsalva) y consecuentemente de la presión dentro de la parte derecha del corazón y del sistema venoso sistémico, del que las yugulares forman una de las partes más visibles.

- Agrandamiento del hígado, por ingurgitación y aumento de la presión dentro de las venas por las que sale la sangre del hígado.

- Acúmulo de líquido en el abdomen, dentro de la cavidad peritoneal (ascitis).

- Sibilancias (ver antes en este mismo Capítulo) y otros ruidos respiratorios o cardiacos, más evidentes al auscultar: estertores húmedos, crepitantes, galopes.

- Pulso rápido, de amplitud a veces alternante.

- Latidos anormales en el tórax, sobre el corazón.

- Adelgazamiento indebido.

Pérdida de masa muscular.

¿Qué complicaciones pueden aparecer en la insuficiencia cardiaca?

Las complicaciones más frecuentes son:

- TRANSTORNOS EN EL RITMO DEL CORAZÓN (ARRITMIAS): Fibrilación Auricular o Ventricular, taquicardias, extrasístoles, ritmos lentos.

- TROMBOSIS VENOSA: formación de coágulos sanguíneos (trombos) dentro de las venas.

Los trombos pueden obstruir la luz o interior de la vena, impidiendo la circulación de sangre, y dando lugar a inflamación, dolor y edema de la extremidad afectada, sobretodo de los tobillos, en las extremidades inferiores.

Los trombos también pueden desprenderse y circular con la sangre por las venas, hacia la parte derecha del corazón, yendo finalmente a alojarse, y taponar, las arterias del pulmón (embolia pulmonar).

- EMBOLIAS SISTÉMICAS, en el cerebro, riñón, extremidades, coronarias, etc.

La sangre estancada en el corazón con insuficiencia cardiaca puede sufrir fenómenos anormales de coagulación de la sangre, formándose coágulos (trombos), sobretodo dentro de la aurícula izquierda.

Las embolias consisten en el desplazamiento de trombo por dentro de una arteria, a la que finalmente tapona.

La arteria taponada (embolizada) no puede aportar suficiente sangre, con oxígeno y alimentos, a los tejidos a los que irriga habitualmente.

Los tejidos, faltos de alimentos y oxígeno, mueren (infarto o necrosis).



Los infartos siempre son graves, pero aún lo son más, provocando la muerte o importante incapacidad, aquellos infartos que afectan a los órganos más nobles: cerebro, corazón, riñón, etc.

- TRANSTORNOS DIGESTIVOS : alteraciones de la digestión y mala función del hígado.

- ALTERACIONES RESPIRATORIAS: son consecuencia de la hipertensión en las venas y arterias pulmonares, y la debilidad de los músculos respiratorios (ver antes en este mismo Capítulo).





A - CONCEPTO, FRECUENCIA E IMPORTANCIA.

B - CAUSAS Y FACTORES PRECIPITANTES.

C - SINTOMAS, SIGNOS, COMPLICACIONES.

D - DIAGNÓSTICO.

E - TRATAMIENTO.

F - COMENTARIOS FINALES.









auscultacion
METODO GRANADA
DE
AUSCULTACION CARDIACA




¿A qué lo atribuye?

Una cuestión de Hipócrates
que conviene matizar





ABUELA ESCLAVA (Síndrome de la)
El Síndrome de la
ABUELA ESCLAVA


Galería de Pintura

aguijarro

Pintura Analógico-Digital






SOBREVIVIR AL INFARTO !!!
A.B.C. de la Supervivencia
a la Angina de Pecho y el
Infarto de Miocardio




LINKS   5  ESTRELLAS